Consejos para mantenerte en forma y sano este verano

Llega el verano, y tras la pandemia, llegan unas inmensas ganas de salir, disfrutar y viajar. Pero el verano es una época del año de calor intenso en España, con muchas horas de sol, y por ello, os dejamos algunos consejos para pasarlo bien sin dejar de cuidarte y así mantenerte en forma este verano.

Come sano y ligero

Alimentarse bien es fundamental durante todo el año, pero en verano debería ser un mandamiento. Las comidas ligeras, pequeñas y frecuentes ayudan a realizar la digestión, mantienen la temperatura corporal regulada y ayudan a mantener el metabolismo funcionando correctamente. Así que evita las comilonas y los empachos.

El Comidista de El País nos lo deja bien claro aquí.

Trata bien tus ojos

La luz solar te ofrece vitamina D gratis, pero puede ser muy perjudicial para tus ojos. La radiación ultravioleta (UV) puede dañar tus ojos y producir cáncer de piel.

Por ello, proteger tus ojos de la luz solar intensa en el trabajo, en el deporte y en la playas es fundamental. Utiliza gafas protectoras con filtros solares homologados, de la categoría más adecuada a los usos que vayas a realizar. Aquí puedes encontrar más información sobre filtros solares para gafas.

Evita el alcohol y la cafeína

El alcohol es un diurético y por tanto su ingesta contribuye una mayor micción y eleva el riesgo de producir deshidratación.

Con la cafeína ocurre algo similar, aunque según muchos nutricionistas, su efecto es menor en personas acostumbradas a tomarlo de forma regular.

Para mantenerte en forma este verano, evita estas sustancias o disminuye su ingesta. Además, tu sueño de te lo agradecerá.

Así cambia tu cuerpo cuando dejas la cafeína, el alcohol y el azúcar.

Bebe abundante agua

Sin duda, en verano, lo más recomendable es beber agua, y mucha. Acompáñala de hielo picado y un poco de limón y tendrás la bebida perfecta para los días más calurosos.

Descubre 7 beneficios de beber agua con limón.

Quédate dentro

¿Recuerdas a tu abuela cómo cerraba las persianas durante la hora de la siesta en verano y no dejaba salir a la calle a los niños? Sigue los consejos de tu abuela y durante las horas de más insolación quédate en casa.

Aquí puedes encontrar algunos consejos para aislar tu casa del calor con un menor gasto energético.

Cuida tu piel: toma el sol con precaución

Los años en los que tomábamos el sol en la playa y piscina hora tras hora ya pasaron, afortunadamente. Todos conocemos los efectos que esto puede acarrear en tu piel, así que toma el sol con precaución y protégete de forma inteligente. Obtendrás lo mejor de él y evitarás lesiones en la piel y otros futuros problemas peores.

Aquí tienes unos cuantos consejos sobre cómo protegerte del sol en verano.

Evita la comidas en el exterior

El calor intenso y la humedad de las son ideales para las bacterias y hongos, así que evita comer en el exterior, ya que es donde más calor y humedad hace. Durante el verano las intoxicaciones alimentarias aumentan hasta un 1.000%, y sus consecuencias pueden ser muy desagradables y arruinarte tus vacaciones.

Así pues, evita las comidas en el exterior y minimizarás los riesgos de intoxicaciones alimentarias.